Turismo Rural de España. Guía de alojamientos rurales.



El Peñasco – Valterra Turisme Rural - Almudaina (Alicante)

5 habitaciones | 10 personas | De 21 a 30 euros por persona/día | Situación: Cerca de un lago | Cerca de un río | En el casco urbano | Montaña

casas rurales

Datos del propietario

casas rurales Alicante
  • Contacto: Puri / Pepe
  • Teléfono/s: 966 406 800 / 605 585 706
  • Fax: No
  • Ver página web

Servicios

  Aire acondicionado
  Barbacoa
  Chimenea
  Cocina
  Habitación doble
  Lavadora
  Microondas
  Televisión


Actividades

  Caza
  Golf
  Montañismo
  Paintball
  Quads
  Rutas
  Rutas a caballo
  Senderismo
  Trekking






casas rurales Alicante
casas rurales Alicante
casas rurales Alicante
casas rurales Alicante
casas rurales Alicante
casas rurales Alicante
casas rurales Alicante
casas rurales Alicante
casas rurales Alicante
casas rurales Alicante
casas rurales Alicante
casas rurales Alicante
casas rurales Alicante
casas rurales Alicante
casas rurales Alicante
casas rurales Alicante
casas rurales Alicante
casas rurales Alicante


El Peñasco es una magnífica casa Valterra en Almudaina, pintoresco y tranquilo pueblo de la comarca de El Comptat, provincia de Alicante, rehabilitada al estilo rústico, que representa a la perfección la arquitectura popular de la zona.

A las afueras de este pequeño pueblo, El Peñasco disfruta de una situación especial, ya que desde sus ventanas podemos observar gran parte del valle de Planes y de la sierra de Almudaina. Una casa tranquila, que cuenta en su planta baja con un gran salón con chimenea y televisor, una gran cocina totalmente equipada y un patio con una gran barbacoa.

En esta planta también se ubica una habitación doble y un baño compartido.

Subiendo por la escalera, en la primera planta, dispone de 4 habitaciones dobles más, que comparten 2 baños.

La casa está equipada con aire acondicionado con bomba de calor.

Bordeando el perfil de Almudaina, topónimo de origen árabe que significa “fortaleza”, a los pies de la sierra que lleva su mismo nombre, esta pequeña población de El Comptat invita al visitante a disfrutar de una de las vistas más maravillosas del valle: miles de almendros y cerezos ordenados geométricamente en sus bancales perdiéndose en el horizonte.

Y el punto principal para disfrutar de este escenario tejido por la naturaleza y el hombre es El Peñasco, una singular casa en lo alto del pueblo, que abre sus iluminadas estancias a esta visión impresionante.

Con una capacidad total de 10 plazas, El Peñasco dispone de 5 habitaciones, 2 dobles y 3 de matrimonio, con 3 baños.

La mejor alternativa para disfrutar del descanso en la naturaleza y de la cultura de los pueblos de las montañas del interior de Alicante.

El perfil de Almudaina, coronado por un cerro vecino de la Sierra del mismo nombre, y rodeado de almendros y cerezos, es característico de la montaña alicantina. Situado en la margen derecha del río Serpis, su altura más importante es el Alt de la Caseta (1.008 m.). Las aguas del término las recogen los barrancos del Molló y del Colomer, afluentes de la rambla de Almudaina, que sirve de límite con Planes. El clima es de inviernos fríos, con algunas nevadas, y veranos templados.
Almudaina viene de la palabra árabe "almudena" que significa "fortaleza", lo cual tiene su explicación por la torre de época romana que allí se conserva. Sus primeros pobladores seguramente fueron los íberos contestanos que se afincaron al norte de la provincia de Alicante y al sur de la de Valencia, teniendo por capital a Cocentaina.

Los romanos también se establecieron en Almudaina, época a la que pertenece su torre que, por su situación estratégica, fue después reconstruida por los árabes.

En la reconquista, el rey Don Jaime conquistó toda la zona de Cocentaina que pertenecía a la jurisdicción del rey moro de Denia, e hizo donación de todo el término de Planes y Almudaina a Doña Teresa Gil de Vidaura y al hijo de ambos Don Jaime, Señor de Jérica. A la muerte de ambos la propiedad del Castillo de Planes y de la Torre de Almudaina revertieron de nuevo a la corona de Aragón, porque en el año 1389, Don Juan I rey de Aragón y su esposa Doña Violante de Bar vendieron el Castillo de Planes y la Torre de Almudaina, junto a otros bienes, a Juan Gascón de Valencia, por el precio de 198.900 sueldos témales barceloneses (9.945 libras). Don Juan I llevó una vida entregada al lujo, a los placeres, a las diversiones de la música y a la caza. En un momento de apuro económico se vio obligado a vender estas posesiones, según consta en un documento que se conserva en el Archivo del Reino de Valencia.

Ligada siempre a la estrategia militar del Castillo de Planes, se conserva en Almudaina una torre-fortaleza moruna. Mide 22 m. de altura y es de base cuadrada. De época romana, se levanta sobre una peña y al borde de un precipicio.

Por tres de sus caras está unida a los edificios del pueblo, muy cerca del templo parroquial. Su valor estratégico residía principalmente en que era un punto desde el cual se divisaba todo el valle de Planes, Catamarruch, términos de Beniarrés y Gaianes, la Plana de Muro, la ladera sur de las sierras de Benicadell y Mariola, la torre de Cocentaina y el castillo de Travadell.

Dentro del casco de la población de Almudaina se han encontrado muchas tumbas, algunas de ellas con inscripciones arábigas, que se han perdido. La situación de estas tumbas, colocadas muy cerca las unas de las otras y en perfecta simetría, hacen sospechar la existencia de una encarnizada batalla por la posesión de la Torre. Un lugar de tan escaso número de habitantes como era Almudaina en la época de los árabes, hace imposible un cementerio de tales proporciones.

En la actualidad ha sido adquirida por la Excma. Diputación Provincial de Alicante y alberga un museo temático sobre su historia y la de Almudaina, dependiente del MARQ Museo Arqueológico Provincial de Alicante.

Además de la torre podemos visitar el Calvario, que se encuentra muy cerca de El Peñasco. Ascendiendo por la Calle del Santísimo Cristo, se accede al calvario, cuesta empinada arropada de cipreses que termina en una Ermita, la del Santísimo Cristo del Socorro. Es uno de los paisajes mas bellos del pueblo. La ermita del Santísimo Cristo del Socorro es una pequeña construcción con cúpula, con una sacristía en la parte derecha, desde la que se accede a una tribuna alta que da a la nave del recinto. En el ábside, dentro de una hornacina del retablo, está la preciada y bella imagen, en talla de madera, del Cristo del Socorro y, a sus pies, la Dolorosa de medio cuerpo. El exterior, al igual que el interior, es de gran sencillez decorativa.

La Iglesia de San Bartolomé Apóstol de Almudaina es el templo parroquial. Su origen se remonta a finales del siglo XVI, pero es resultado de obras y remodelaciones de distintas épocas. Es un edificio de gran sencillez de planta basilical, cubierto con una bóveda de medio cañón, ábside rectangular y con un pequeño pórtico a la entrada. Tiene pequeñas capillas laterales. Las de la parte derecha se comunican y la del centro, de mayor tamaño y con una sencilla cúpula, se dedica al Santísimo. En el ábside se abren dos estancias, la de la derecha se utiliza como sacristía. A los pies del templo está el campanario y una tribuna superior destinada al coro. La decoración del edificio es bastante sobria con motivos clásicos. Hay diversas imágenes, entre ellas la de San Canuto, patrón tradicional de los jóvenes que eran llamados a quintas. Destaca la talla en madera de la Virgen del Rosario.

En Almudaina podrás realizar multitud de actividades.

Si estás alojado en una de nuestras casas VALTERRA y quieres salir de excursión por Almudaina o sus alrededores descubrirás la comarca alicantina de El Comtat, que une a la belleza del paisaje, el interés por la historia y la marcada huella de sus antepasados.

A un paso tenemos la frondosa y espectacular Sierra de Mariola que ofrece numerosos lugares para visitar y recorrer, como la Senda de la Font de les Huit Piletes que lleva a la cima del Montcabrer -punto más alto de la comarca- desde Cocentaina. Siguiendo esta senda encontraremos el Mas de Llopis situado en el llamado Balcó de Llopis, un mirador natural a 1.120 m. de altura desde el que admirar toda la belleza de la Plana de Muro. El Racó de Llobet o el Barranc de la Cabrantà son también lugares ineludibles para el viajero.

Destacar el Parque Natural de la Font Roja, en Alcoi, un precioso lugar en el que descubriremos una excelente representación del bosque mixto mediterráneo de carrasca y todo un entramado de rutas y sendas que llevan al conocido Menejador.

Al norte de Almudaina encontraremos la Sierra del Benicadell, un muro natural que delimita esta comarca alicantina con las tierras valencianas de la Vall d'Albaida. A sus pies, poblaciones como Gaianes o Beniarrés encierran multitud de encantos naturales e históricos para disfrutar, como la preciosa Albufera de Gaianes y la cueva de l'Or o el Barranc de l'Encantà de Beniarrés que desfila enclavado entre las sierras de l'Albureca y del Cantalar en busca del río Serpis, más de 8 km. de barranco agreste, de gran belleza paisajística y contrastado valor botánico y de fauna.

Todas son excursiones ineludibles para aquellos que quieran conocer las tierras del norte de Alicante y sur de Valencia.

Si deseas conocer más información sobre actividades puedes visitar el blog de VALTERRA Turisme Rural -blog.valterra.org-.

Ver página web.

Contactar